lunes, 1 de julio de 2013

La PAH se reúne con el Presidente de la Generalitat Artur Mas para exigir que se decrete la emergencia habitacional en Catalunya




La PAH reclama que, dada la emergencia habitacional, se paralicen los desahucios y se expropie el uso de los pisos vacíos en manos de la banca y de la SAREB o “Banco Malo”

La reunión tendrá lugar viernes 21 de junio a las 19:30
Daniella Montenegro©

www.daniellamontenegro.com

Sígueme en www.facebook.com/.../Daniella-Montenegro

La situación catalana en materia de vivienda es muy grave. Desde el comienzo de la crisis , Catalunya ha encabezado el triste ranking estatal de las ejecuciones hipotecarias y los desahucios. Según los datos del Poder Judicial, desde el 2007 hasta el inicio de 2013 se han producido 88.786 ejecuciones hipotecarias en Catalunya. Según la misma fuente, durante el primer trimestre de 2013 se han realizado 1.337 desahucios judiciales por ejecución hipotecaria y 3.249 desahucios por impago de alquiler; esto hace un total de 4.586 o, dicho de otra manera, de 51 desahucios al día de promedio. Una barbaridad. Una vulneración flagrante de los derechos humanos que un país que se quiera democrático no se puede permitir.
Celebramos que por fin el gobierno catalán se interesa por dialogar con el movimiento ciudadano que desde hace más de cuatro años ha encabezado la denuncia del problema de los desahuciaos y la propuesta de soluciones. Llama la atención que presidentes de otros países, como ahora Ecuador o Bolivia, se hayan querido reunir con la PAH antes que los presidentes de Catalunya o del Estado español. Pero mejor tarde que nunca, y ya va siendo hora de de reconocer como interlocutor a un movimiento ciudadano que, por su experiencia, conoce la problemática y las necesidades de las personas afectadas mejor que nadie.
De todos modos a la PAH no está interesada en un reconocimiento institucional. Hay vidas en juego y por eso desde las más de 40 PAH’s ya consolidadas en Catalunya, iremos a la reunión con el Presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, con un objetivo muy concreto: desde las administraciones públicas no pueden seguir rehuyendo la realidad.

No hay comentarios: