domingo, 25 de noviembre de 2012

¿Se puede comprar un coche a medias?



Aunque en el permiso de circulación de un vehículo solo puede constar el nombre de una persona o empresa, es posible compartir la propiedad si se firma un contrato privado

La dificultad para acceder al crédito, la subida del IVA   y las elevadas tasas de desempleo propician que cada vez más personas tengan que deshacerse de su coche   o, para ahorrar costes, decidan compartirlo entre dos personas: con un compañero de trabajo, la pareja o el cónyuge, un hermano, un amigo, etc. Sin embargo, antes de comprar un vehículo entre dos o más personas hay que tener en cuenta que en el permiso de circulación solo puede figurar el nombre de una persona o una entidad. En el presente artículo se desgranan los trámites que hay que llevar a cabo para que quede constancia de que un coche tiene dos titulares. Comprar el coche a medias, ¿es posible?

Pese a las ayudas del Gobierno a través del Plan PIVE   (Plan de Incentivos al Vehículo Eficiente) para fomentar la venta de vehículos, que entró en vigor el pasado 1 de octubre de 2012, en España se venden pocos coches. Las ventas experimentan retrocesos de forma sostenida, sobre todo en el mes de septiembre de 2012, al caer un 38% el número de matriculaciones como consecuencia, entre otras razones, de la subida del IVA, según los datos de ANFAC   Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones).
Para evitar complicaciones posteriores, conviene redactar un contrato privado entre los compradores, donde se estipule que el coche pertenece a dos personas
Estas cifras corroboran que el desplome del sector automovilístico, tanto en nuestro país como en el resto de Europa, se debe a las elevadas tasas de desempleo  , a la dificultad para acceder al crédito, al descenso de la confianza del consumidor y a la incertidumbre que pesa sobre la economía europea.
Pero además de esta fuerte caída de la demanda, por la crisis económica   y el aumento del IVA, se observa un cambio en el perfil de los compradores de vehículos. Cada vez más españoles se deshacen de su coche o se decantan por comprar un vehículo entre dos personas: dos hermanos, una pareja o matrimonio, dos compañeros de trabajo o dos amigos, etc. Pero, ¿cuáles son los trámites que hay que seguir para dejar constancia de que un coche tiene más de un titular?

El permiso de circulación a nombre de un solo titular

El artículo 59.3 de la Ley 18/2009, de 23 de noviembre   por la que se modifica el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que entró en vigor el 25 de mayo de 2010, estipula que "en las autorizaciones administrativas de circulación únicamente constará un titular". Esto significa que, en el permiso de circulación de un vehículo, solo puede constar el nombre de una sola persona o empresa, independientemente de que en el Registro de Bienes Muebles pueda haber más de un propietario.
Para asegurarse de que el coche no tiene cargas o embargos, se puede solicitar un Informe de Antecedentes del vehículo en Tráfico por un precio de 8 euros
Cuando se pretende adquirir un coche, tanto el concesionario como la Jefatura de Tráfico   informan al usuario de que solo puede aparecer un titular en el permiso de circulación. Por ello, si se quiere comprar un vehículo entre dos personas, la mejor alternativa, para evitar complicaciones posteriores, es redactar un contrato privado entre los compradores, en el que se estipule, de manera minuciosa, que el coche pertenece a dos personas, y adjuntar el recibo o una prueba de que se abonó con dinero de los dos.
En el contrato entre los dos compradores tiene que figurar:
  • El lugar y la fecha en que se rubrica el contrato privado.
  • Los nombres completos, los domicilios y los números de DNI de cada uno de los compradores. Si alguno de ellos es menor de edad o presenta una discapacidad, sus datos personales tendrán que ir acreditados con los datos y la firma del padre, madre o tutor, su DNI y un documento que acredite el concepto por el que actúan.
  • Las características del objeto de la compra: número de matrícula   del vehículo, número de bastidor, marca y modelo del coche y precio por el que se ha comprado.
  • Las firmas de ambos compradores.
De esta forma, reunidos los dos compradores, manifiestan que ambos son los propietarios de dicho vehículo. Por supuesto, el contrato debe redactarse por duplicado, para que cada uno de los propietarios tenga en su poder una copia.

No hay comentarios: